¿Institución u organización? Delimitando los conceptos.

Katherine Báez, M.A.
Katherine Báez, M.A.
UNIVÉRSITAS

En la cotidianidad, es común encontrarse con abusos del lenguaje en los que se utilizan conceptos distintos para referir al mismo constructo.  Tal es el caso de los conceptos organización e institución los cuales son empleados con regularidad como sinónimos cuando en realidad no lo son.  Este error no debe estar presente en las comunicaciones académicas, orales o escritas, por lo que en esta entrega nos proponemos distinguirlos.

El término institución ha sido objeto de debate por los teóricos en múltiples disciplinas, quienes lo han definido de diversas formas. De cierto modo, se ha llegado a una especie de consenso en lo que respecta a la definición del término que limita su alance para clarificar el constructo. Una definición que refleja el conceso la hallamos en el libro Systems of Innovation Technologies, Institutions and Organizations (2005), donde Charles Edquist y Bjorn Johnson definen el constructo como un conjunto de hábitos comunes, rutinas, prácticas establecidas, reglas o leyes que regulan las relaciones e interacciones entre individuos y grupos.

De cierto modo, las instituciones pueden ser entendidas como restricciones a la práctica (social, política, económica) que derivan de un proceso no intencional puesto que son establecidas a partir de prácticas aceptadas que, al pasar el tiempo, se convierte en un referente. Es decir, la experiencia en ciertos tipos de interacciones es conglomerada, organizada y encapsula en estructuras y reglas institucionales que, finalmente, se convierten en una guía y determinan las expectativas de la sociedad.

Por lo anterior, el establecimiento de una institución supone un proceso no cociente y fortuito, que no depende de las intenciones de un individuo o grupo particular, sino que deriva de la interacción social en sus múltiples ámbitos. Para su conformación, la temporalidad será un factor determinante en el establecimiento de las rutinas, reglas y prácticas que describan a una institución específica.

Por otro lado, las organizaciones refieren a un constructo más concreto, y pueden definirse como un conglomerado de personas que se agrupan con una intención deliberada, es decir, son agrupaciones de personas bajo estructuras formales que se crean conscientemente y poseen un propósito explícito. Los objetivos preestablecidos que definen a la organización representan la principal característica diferenciadora con la institución.

Por un lado, la familia, el gobierno, la religión y las leyes constituyen instituciones universales mientras que las empresas, organismos reguladores, clubes, partidos políticos y ayuntamientos representan algunos ejemplos de organizaciones.

Como se ha visto, las organizaciones siempre estarán establecidas en un entorno institucional cuyas reglas, prácticas y estructuras influirán directamente en la conformación y proceder organizacional. Esta influencia promueve que las organizaciones del mismo tipo, es decir, aquellas que se encuentran inmersas en el mismo entorno institucional tiendan a ser isomórficas.

El isomorfismo entre organizaciones (similitud en estructura y prácticas) puede ser explicado a partir de las expectativas y presiones sociales, así como las exigencias regulatorias que son ejercidas sobre las organizaciones. Como respuesta, cada organización particular tenderá a alinear sus estructuras, prácticas y objetivos al marco institucional como estrategia para obtener legitimidad, estabilidad y, sobre todo, aumentar su probabilidad de supervivencias en el mercado, cada vez más cambiante e incierto.

Hasta aquí, hemos separado conceptualmente los términos institución y organización, sin embargo, se generan nuevas interrogantes: ¿cuáles aspectos diferencian a la organización de la empresa?, ¿debe ser la universidad abordada como una institución o como una organización?  ¿cómo influye el entorno institucional en la universidad? Por lo pronto, nos comprometemos, en una siguiente entrega, a dar una mirada a la universidad desde los constructos institución y organización. Más adelante intentaremos ocuparnos del resto.

Comentarios De Facebook

Check Also

Sobre la concepción de justicia

La justicia constituye un ideal perseguido por la humanidad a lo largo de la historia. …

One comment

  1. Excelente trabajo Katherine Báez
    La pregunta que tendría que hacerle tiene que ver con la universidad, en su relación con otras universidades y con los organismos reguladores, pero usted ha prometido abordarlo en su próxima entrega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *