Dominicanidad y ciudadanía dominicana

Dominicanidad y ciudadanía dominicana


Prof. Alejandro Arvelo | 04 de Julio de 2015

Este escrito corresponde a una compañera del grupo de Filosofía que antes sesionaba los domingos en la Academia de Ciencias, que ahora se reúne en el CODAP).

A continuación, mi glosa a dicho planteamiento:

Donde Rocío pone la voz «nacionalidad», quizás más propio coloque el término «ciudadanía dominicana», que es lo que encontraría en la existencia del Estado Dominicano en su fuente y su sanción.

La nacionalidad es correlativa a la existencia de la nación. La nación dominicana preexiste al Estado Dominicano. Hubo dominicanos mucho antes de que existieran los ciudadanos dominicanos.

La dominicanidad es un conjunto de sentimientos, hábitos mentales, costumbres, usos sociales, recuerdos y olvidos compartidos por un conjunto de personas que perciben que su destino está ligado a lo que es en la tierra de sus padres.

Luego, hubo y siempre personas, con actas de nacimiento y cédulas de identidad y electorales, que detentaron la condición de ciudadanos dominicanos sin que sean propiamente dominicanos.

La formalidad legítima, pero no constituye. La condición dominicana no depende de si tiene o no documentos, sino de la manera que se la asuma. La dominicanidad se lleva en el alma

No se sigue de eso que es innata. Ahora bien, tampoco nace, crece y florece como la hierba del campo. Es una construcción social. No es algo dado, ni fijo, ni nada que asegure su continuidad en el tiempo.

La familia, la escuela, la ejemplaridad pública, en las personas de sus respectivos sujetos, son fuentes donadoras de dominicanidad. De ahí la importancia de preservar, cuidar, orientar las instituciones y poner empeño en que avancen hacia su mejoramiento.

 

Más sobre el autor: Abogado, Filósofo, e intelectual escritor.


Comentarios De Facebook

Check Also

Comentario breve a partir del libro “Filosofía del silencio” de Alejandro Arvelo

En la sociedad actual vivimos inmersos en una gran cantidad de estímulos e informaciones que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *