El sabio que no sabía nadar.

Eulogio Silverio
Prof. Eulogio Silverio

Maestro, he estado leyendo «El sabio que no sabía nadar». ¿Qué piensa acerca de este cuento?

Se trata de un relato breve de Gibran Kahlil Gibran que puede resultar interesante para aquellas personas que creen saber mucho, pero en realidad no saben nada y solo presumen de sus conocimientos.

El cuento narra la historia de un abogado y un humilde barquero que cruzaban un río en una pequeña embarcación. Al observar la apariencia modesta del barquero, el abogado le preguntó: «Disculpe señor, ¿conoce usted la filosofía?». El barquero respondió que no, y el abogado le dijo que había desperdiciado la mitad de su vida. Posteriormente, le preguntó si conocía las matemáticas y, al obtener la misma respuesta, le dijo que había desperdiciado otro cuarto de su vida.

Luego, el abogado preguntó si sabía de derecho y, una vez más, el barquero respondió negativamente. Entonces, el abogado le dijo que había desperdiciado otro cuarto de su vida. La conversación se tornó incómoda y, de repente, una ráfaga de viento hizo girar la barca. El abogado, sintiendo el agua alrededor de su cuello, escuchó al barquero preguntarle: «Señor, ¿sabe usted nadar?». El abogado respondió que no.

Entonces, el barquero le dijo: «Pues considere que ha perdido toda su vida». Este cuento ilustra muy bien a aquellos individuos que creen saberlo todo y se dedican a menospreciar a los demás con su aparente o real conocimiento, especialmente a quienes parecen más humildes. Pierden de vista que cada persona sabe lo que necesita para llevar una vida que posiblemente le haga feliz.

No debemos esperar que todos conozcan o se interesen por lo que a nosotros nos apasiona.

 

Comentarios De Facebook

Check Also

Qué es la moral

No estamos hablando de una insignificancia, sino de cómo debemos vivir. Sócrates, en La república …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *