Función de la filosofía I: el nivel individual

METACIENCIA ||
Edwin Santana, M.A.
Edwin Santana, M.A.

Hablar de la función de la filosofía equivale a preguntarse para qué sirve filosofar. Si se tomara como referencia el último párrafo de la entrega anterior que esboza una idea del filósofo Ortega y Gasset respecto a la justificación de la filosofía, la respuesta sería tan sencilla como que el ‘ser humano filosofa para ser feliz’, pero eso simplemente nos llevaría a un problema tan enorme como definir la felicidad de un modo que nuestra definición sea aplicable a todo el mundo sin ser una respuesta excesivamente amplia o vaga. De modo que sería mejor ver qué dicen por lo menos algunos filósofos acerca de la función de la filosofía y así obtendremos la oportunidad de hacer un juicio propio a partir de sus reflexiones.

Para algunos pensadores, la filosofía simplemente debe enfocarse en ser el método por el cual se elimine la posibilidad de caer en el error de enarbolar teorías carentes de sentido y pseudoproposiciones (esto es, proposiciones que parecen correctas y completas, pero que en realidad no lo son, pues carecen de sentido). Es el caso de Rudolph Carnap (1891-1970) para quien la filosofía sirve, en el siguiente orden, a) para la eliminación de palabras asignificativas (carentes de significado) y de pseudoproposiciones; b) para el esclarecimiento de los conceptos significativos y de las auténticas proposiciones y, una vez obtenida la claridad en los conceptos y teorías, la filosofía ha de servir, consecuentemente, c) para la fundamentación lógica de la ciencia fáctica y de la matemática.

Entendida de ese modo, la filosofía tiene una orientación muy práctica y una justificación fácilmente comprensible, sin embargo es importante recordar que dentro de la filosofía misma no hay un consenso definitivo sobre su definición y función, porque, así como Carnap piensa que la función de la filosofía es la aplicación del método lógico al análisis de las proposiciones de cualquier saber para validarlo o rechazarlo, otros pensadores han llegado a la conclusión de que la filosofía sirve para darle sentido, no solo a los textos y las teorías científicas, sino a la propia vida del individuo.

En definitiva, ¿por qué vivir? ¿por qué trabajar, por qué descansar, por qué? ¿Qué es lo que pretendo? ¿Qué sentido tiene todo esto? ¿De dónde viene mi vida? ¿A dónde va mi vida? ¿A dónde puede ir? ¿A dónde debe ir, para ir bien? ¿Tiene una finalidad? ¿Qué hace un ente como yo en un sitio como éste? Sólo el pensamiento filosófico puede responder a la pregunta por el sentido del vivir (Orozco, 2017).

Según Luis Felipe Alarco, la filosofía sirve al ser humano para incrementar su horizonte intelectual, para comprender el mundo en torno suyo y ponerse en contacto con regiones profundas del universo, y buscar claridad en el horizonte de la existencia humana y en el mismo ser humano en relación con el mundo (Alarco, 1951) y según José de Besalú la filosofía es la investigación de los principios fundamentales y la luz que surge de esta investigación sirve a la razón para comprender y explicar absolutamente todo lo cognoscible (Terrones, 2009).

Y así muchos hombres y mujeres que se han dedicado a la reflexión filosófica explican su función en un intento por justificar su actividad. Intentos que, si tratásemos de unificarlos, obtendríamos como conclusión una afirmación muy parecida a la que sigue: en lo que atañe al individuo, la función de la filosofía es la de aclarar las dudas más elementales del sujeto y servirle de instrumento para conducirse en la vida sabiendo que sabe lo que sabe y reconociendo que no sabe lo que no sabe.

Sin embargo, esa afirmación no nos dice nada preciso respecto a la pregunta ¿tiene la filosofía una función social? por lo que se intentará hallar una respuesta a la cuestión en la entrega siguiente

.

Comentarios De Facebook

Check Also

Educar para Transformar II

Los maestros desempeñan un papel fundamental al ayudar a las personas a descubrir su verdadero …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *